Mostrando entradas con la etiqueta actualidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta actualidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de noviembre de 2017

CAPONES



En la sima de la noche
los impotentes comulgan con la muerte
y pretenden avasallar ideas,
ninguneados por censuras
y los sedosos guantes del detenimiento,
intentan desbordarse en camas vecinas
de urbes conversadas con la timidez
que les desagua contra las mínimas luces.

sábado, 1 de julio de 2017

GNOSIS



La conciencia es un mar de pasiones
circunscrito a las costas mentales de cada hombre.
Cada cual navega, acorde a sus orígenes,
lastrado del pasado y su experiencia.
Un espíritu confinado no profesa la gloria.
Quizás por vergüenza o por tradición,
solo disputará el espacio que le roban.

sábado, 15 de abril de 2017

JARCIAS DE LAS NEURALGIAS



Nadie se corresponde al presente
con la adjudicación de animosidades
que resignan para los terceros
en el elenco de sus absurdas deudas.

sábado, 1 de abril de 2017

RUTINAS DÚPLEX



En la costa,singularmente,se ramifican
en demanda al horizonte,
excitándose con los posibles vuelos
por los arranques febriles
de la insularidad —que es algo más allá
de lo geográfico—.

jueves, 5 de noviembre de 2015

CASI EN LO YERMO




Alguien apostó por este silencio
en la intemperie del abismo.
Inmensidades, clausuras,
vocablos azorados por las ráfagas
amenazadoras.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Animal político: animal lírico





Creo mucho en la poesía que, sin renunciar a la invención (el desdoblamiento, el absurdo cotidiano, la destilación de situaciones apócrifas) mantiene un vínculo isotópico con el devenir y, a la manera realista, se solaza en alusiones que nos sirven para metabolizarla, quizás de manera oblicua, como textos sentenciosos donde la sentencia se debe derivar de una lectura cómplice, aunque no solo para los avisados sirva.

Creo mucho también en una poética –quizás más afincada en la tradición anglosajona que en la hispánica– donde el verso, con la contundencia de la frase rotunda gana implicaciones, más a través de la síntesis expresiva y el juego de espejos que del desborde barroco o la elegancia modernista. La ironía y el cinismo, este último al modo de la escuela de Antístenes de Atenas, despojado de la impronta peyorativa con que lo vemos hoy, son rasgos visibles en la expresión lírica de este corte, sobre todo cuando cuestiona –lo más frecuente– la hipocresía, la demagogia, la tozudez política, los falsos (o desgastados) paradigmas que nos negamos obcecadamente a desactivar para recomponer.